viernes, 10 de julio de 2015

Cupcakes Selva Negra

Otra receta con cerezas, una versión de la clásica tarta Selva negra en forma de cupcakes, receta preparada para el curso de la Tallerería "Cupcakes para comer" impartido por Belén de Cupcakes a gogó.
La receta que nos propone Belén, no tiene mucho que ver con una tarta selva tradicionalmente dicha, pero estaban de muerte!!! y como me comprometí en no desvelar ninguna de sus recetas que no tenga ella publicada en su blog, os doy la receta que Alma O. tiene en su segundo libro de cupcakes, Objetivo: Cupcake perfecto 2, algo más fiel a su origen; Es un bizcocho genovés de chocolate, emborrachado de un almíbar con licor de cerezas (Kirsch), coronado de nata montada y decorado con virutas de chocolate.
(los mios estaban decorados con una buttercream básica y colorante rojo)

No os voy a proponer que los hagáis ahora, con este calor infernal pocos son los valientes que encienden el horno en estos lares...... pero dejadla en un rinconcito sin perderla de vista para el momento perfecto (y la temperatura adecuada ;)

Para unos 12 cupcakes.
INGREDIENTES:
  •  4 huevos
  • 1 yema
  • 120 gr de azúcar moreno
  • 100 gr de harina 
  • 20 gr de cacao en polvo sin azúcar
  • un puñado de cerezas en conserva, guindas o cerezas naturales deshuesadas (cualquier opción es buena, yo usé guindas porque no eran de en ese momento de temporada)
  • 300 ml de nata para montar 35% M.G. 
  • 2 y 1/2 cucharadas de azúcar glasé para endulzar la nata
  • Almíbar para emborrachar ( 50 gr de agua, 30 gr de azúcar, 40 gr de licor o kirsch) 
  • Virutas de chocolate para decorar
Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja con nuestros papelitos. En éste caso, como se emborracha el cupcake bastante, es mejor poner unas cápsulas rígidas para que no se nos empapen demasiado. Las mías eran bastante grandes y si es vuestra opción, porque son un poco más grandes y os saldrán menos cantidad de cupcakes (no recuerdo cuantos)
Batimos los huevos y la yema con el azúcar en un bol resistente al calor, de cristal por ejemplo.
Ponemos un cazo con agua a hervir y  ponemos encima nuestro bol con los huevos y el azúcar. Lo calentamos hasta que la mezcla alcance unos 50º sin dejar de remover.
Cuando tenga la temperatura adecuada, ponemos la mezcla en la KA (o usamos unas varillas eléctricas) y batimos con las varillas hasta que la mezcla vuelva a estar a temperatura ambiente (varios minutos).
Integramos la harina tamizada con el cacao en la mezcla con una espátula y mucho cuidado para que no se baje la masa.
Ponemos una cucharada de masa en cada cápsula, 1 o 2 cerezas y terminamos de rellenar hasta los 3/4 partes de su capacidad.
Horneamos 20-22 minutos en las cápsulas normales y unos 25 en las cápsulas más grandes, comprobad con un palillo de madera si están bien cocidos antes de sacar del horno.
Mientras se hornean los cupcakes, preparamos el almíbar calentado el agua con el azúcar en un cazo. Lo dejamos hervir durante un par de minutos, retiramos del fuego y añadimos el licor o Kirsch. Dejamos templar.
Una vez salgan los cupcakes del horno, dejamos cinco minutos en la bandeja y pasado el tiempo los ponemos encima de una rejilla. Pinchamos con un palillo varias veces para que absorban mejor el almíbar y con una brocha los bañamos. Dejamos enfriar por completo.
Montamos la nata bien fría y la endulzamos con el azúcar glasé. Yo los decoré con una buttercream básica y colorante extra rojo. (red extra, Sugarflair)
Ponemos la nata en los cupcakes y decoramos con las virutas de chocolate.
 
 
----------------------------------------------------------------
Como me sorprende a veces MARCOS. Tiene algunos momentos que parece estar con la bombilla encendida y todos sus sentidos conectados.
Os pongo en antecedentes:
Martes de madrugada, 5:15. Le oigo hacer ruido en la cama y voy a verle.
-MARCOS, ¿que te pasa?- le digo
- Se lleva la mano a la boca con el pulgar y dice: "omer"- yo, que ya le conozco y aunque no dice "agua" como otras veces, intuyo que quiere beber. Voy a por un vaso de agua y se lo llevo; se incorpora sentado y bebe todo el vaso.
- mamá má- le comprendo perfectamente y le hago una pregunta retórica.
-¿quieres más agua?- y me voy a por más. Cuando termina de beber el segundo vaso, me lo devuelve y se tumba hacia atrás, entonces- hace el gesto de quiero (da con la mano en el pecho) y luego hace el gesto de hacer pis (se da con la mano en el pañal).
-¿quieres hacer pis?- él se pone contento porque sabe que le he entendido, así que le bajo de la cama y le llevo a hacer pis.
La conversación con MARCOS mas maravillosa que he tenido nunca, así de seguido y fluido. Que pena que no siempre lo consigamos, me ha demostrado que es perfectamente capaz.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Si Pati!! La verdad es que es una pena que no consiga tener esa concentración mas veces....en fin.... un besote :)

      Eliminar